Jon “The Snitch” Jones

Por muchos considerado el mejor peleador de artes marciales mixtas que ha conocido éste planeta, ostenta el título de ser el campeón más joven de la historia de la UFC y durante su reinado ha dominado la división de los semipesados con claridad, solamente tiene una derrota en su récord que vino tras ser descalificado por codazos ilegales.

Sin embargo, fuera del octágono ha cometido más de un error que a cualquier otro mortal le habría costado incluso años de cárcel.

Para poner todo en contexto la odisea de Jones empezó en 2015, le dio un golpe por detrás a un coche en el que viajaba una mujer embarazada, y huyó del escenario sin siquiera llamar al servicio de emergencia, no sólo eso, testigos vieron como volvió para coger un paquete del coche. No pudo evitar ser identificado por la policía y posteriormente detenido. La investigación revelaría que en el momento del accidente Jones estaba bajo los efectos de la cocaína y que el paquete que había vuelto a recoger era dicha sustancia. Afortunadamente la mujer y el bebé salieron ilesos mientras que Jones con su cuadrilla de abogados consiguieron burlar las acusaciones más fuertes y así evitar prisión.

Por parte de la UFC no tuvo suspensión ya que no es considerada como sustancia prohibida fuera de competición pero se le arrebató el cinturón que posteriormente ganaría Daniel “DC” Cormier sometiendo a Anthony "Rumble" Johnson, en el UFC 187, empezando así el reinado de DC.

Todo estaba preparado en Julio de 2016 para su vuelta tras todo el periplo judicial. Se anuncio la revancha de Cormier vs Jones. En la primera contienda Jones Consiguió la victoria por puntos en el UFC 182.

El "Rematch" de Cormier vs Jones II para el UFC 200 era el evento del año. Sin embargo, tres días antes lo que se convertiría en el peor enemigo de Jones, a partir de ese momento, Usada, anunciaba el positivo de Jon Jones por lo tanto la pelea fue cancelada y Jones recibiría una sanción de 18 meses.

Pero Jones era muy joven, podía pasar la suspensión y volver a buena edad para seguir en la élite y así lo hizo recibió la sanción y al volver sería retando por el título de los semipesados a Cormier, que dominaba la división en ausencia de Jones. Esta vez sí que se materializó la pelea, una fenomenal pelea que terminó con Cormier en la habitación del sueño tras el brutal ground and pound de Jones, pero todo empezó con una espectacular patada en la cabeza de Muay Thai que dejaría muy tocado a Cormier hasta tal punto que Jones consiguió el KO.

Parecía que está vez sí Jones estaba de vuelta incluso retó a Brock Lesnar en la entrevista tras la pelea, pero otra vez la peor pesadilla de Jones volvía a escena. Usada anunció otro positivo de Bones Jones, como resultado la pelea con Cormier se declarará como “no contest” y se le devolvió el cinturón a Cormier.

Esta vez sí que iba a ser un problema ya que era la segunda vez que daba positivo, se enfrentaba a una suspensión de 4 a 6 años y ya casi en la treintena habría significado el adiós a los mejores años deportivos de Jones y todo el dinero que eso habría significado.

Lo único que podíamos escuchar de Jones era, que “Dios Le pone las pruebas más difíciles a sus mejores soldados y que saldría airoso” sin tomar responsabilidad como atleta profesional que debe estar seguro de cada sustancia que entra en su cuerpo.

Pero no todos somos iguales y el deporte de élite no es la excepción e increíblemente Jones sólo recibió una suspensión de 18 meses. Usada alegaba que la cantidad que había sido encontrada en las muestras de Bones muestran contaminaciones “accidentales” porque era muy poco y además de un producto que se utilizaba en los años 80 y que era poco probable que alguien quiera doparse con eso en la actualidad.

Esto para el público general puede sonar creíble, pero lo cierto es que las sanciones están estipuladas independientemente de la voluntad del infractor, es como si un policía me reduce una multa tráfico porque superé el límite de velocidad sin querer. Por otro lado, son sustancias que desaparecen del cuerpo con gran velocidad, es decir, que si no se coge en una cierta franja temporal, seguramente sea demasiado tarde. Otros peleadores en la misma situación han recibido sanciones ejemplares.

Está claro que la popularidad de Jones ha ayudado para recibir trato de favor en este caso, pero ¿es eso suficiente? Lo que dicen los rumores es que no, y que Jones aceptó un trato con Usada en el que básicamente tiene que delatar a peleadores y gente que facilita estos productos. Recientemente Frabricio Werdum también dio positivo y en una entrevista dijo que Usada le había ofrecido un trato para reducir su condena, trato que el rechazó.

UFC 165, Septiembre del 2013

La suspensión de Jon “Bones” Jones ha finalizado y ya se ha anunciado su próxima pelea, un “rematch” contra el que Jones calificó como su oponente más duro, Alexander “The Mauler” Gustafsson, pelea que será por el título de los semicompletos, que será arrebatado a Cormier(demasiado ocupado con el cinturón de los pesos pesados) en el evento estelar de el UFC 232 en Diciembre en Las Vegas.

Así que de cierta manera podemos decir que no le ha ido nada mal e incluso ahora podría ser campeón otra vez. ¿Nos tendrá más sorpresas preparadas en el futuro? Con Jones nunca se sabe…..


Deja un Comentario

Tu email no será publicado

Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información